Protección de niños, niñas, adolescentes y adultos vulnerables

Protección de niños, niñas, adolescentes y adultos vulnerables

 A través del Decreto Nº 40/2020 el Arzobispo de San Juan de Cuyo, Monseñor Jorge Eduardo Lozano, constituyó la Comisión Arquidiocesana para la protección de niños, niñas, adolescentes y adultos vulnerables.
Esta Comisión está integrada por:
           -Lic. María Isabel Carrizo, psicóloga
           -Sra. Pastora Oviedo, profesora
           -Dra. Cristina Tejada, abogada
           -Sra. Claudia Campos, comunicadora social
           -Pbro. Miguel Tejada
           -Dra Paula Berlincourt. Coordinadora

 

 

La Comisión Arquidiocesana para la Protección de niños, niñas, adolescentes y adultos vulnerables tiene como funciones principales:

• promover iniciativas de prevención, haciendo de nuestras comunidades eclesiales espacios seguros y sanos para nuestros niños y adolescentes, para ello se ha previsto un itinerario de capacitación para todos
• acompañar a nuestros obispos en este materia, desde el trabajo interdisciplinar
• en la persona del responsable recibir denuncias de abusos sexuales producidos en la ámbito eclesial por parte de un sacerdote o consagrado

En estos casos quien desee exponer alguna denuncia, deberá dirigirse a la siguiente dirección de correo electrónico prevencionabusosarqsanjuan@gmail.com para que podamos acordar una entrevista o remitir carta en sobre cerrado, con datos de contacto, al Arzobispado de San Juan a nombre de Comisión Arquidiocesana de Protección de NNAAV.

Dra Paula Berlincourt. Coordinadora

El Protocolo de Protección de NNAyAV se enmarca dentro de los esfuerzos que la Iglesia Católica está realizando para prevenir las posibles situaciones de abusos de menores y personas vulnerables por parte de ministros ordenados y sucedidas en ámbitos eclesiásticos buscado generar que todos los espacios eclesiales sean ambientes seguros para todos especialmente para los más vulnerables.
Responde al impulso dado ´por los Romanos Pontífices para detectar y erradicar este mal. Al respecto mencionamos alguno hitos importantes : San Juan Pablo II formulo dos normas muy precisas en el año 2001 en el Motu proprio Sacramentuorun Sanctitate Tutela y las Normas de gravioribus delictis, incluyendo los abusos sexuales perpetrados por clérigos dentro de los delitos mas graves que la Iglesia reconoce y elevando la edad en que la Iglesia considera al menor, que paso de 16 a 18 años. Por Benedicto XVI hizo, después de la aparición de la noticia sobre abusos en EEUU e Irlanda, entre otros, realizo una importantísima modificando el tiempo de la prescripción por tales delitos y mejorando el proceso penal por medio de las Modificaciones a las normas sustanciales y procesales sobre delitos mas graves en 2010.
El Papa Francisco desde el comienzo ha asumido la lucha contra los abusos sexuales en la Iglesia: en 2016 por medio del Motu Proprio “Como una Madre Amorosa” recordó a los pastores que se debe proteger a todos especialmente a los más vulnerables dando claras indicaciones de los pasos que los obispos deben seguir al respecto; en 2016 ante las apariciones de casos de abusos en la Iglesia en Chile el Papa escribió primero la Carta al Pueblo de Dios que peregrina en Chile y luego Carta al Pueblo de Dios, donde aborda con sinceridad estos lamentables hechos. En 2019 convoco en Roma a todos los presidentes de la Conferencias Episcopales de todo el mundo del 21 al 24 de febrero al encuentro “La protección de los menores en la Iglesia”. En Mayo de 2019 dio el Motu Proprio “Vos estis lux mundi” instando a cada Iglesia diocesana a concretar normas para que los ambientes eclesiales sean seguros para todos, especialmente los más pequeños y vulnerables, además pedía la existencia en cada Diócesis de una Comisión que acompañe y asesore al Obispo al momento de recibir presuntas denuncias.
Por su parte la Conferencia Episcopal Argentina ha seguido también esta temáticas y en abril de 2013 presento las Lineas- Guia de actuación en caso de denuncias de abusos sexuales en los que los acusados sean clérigos y las presuntas víctimas sean menores de edad (o personas equiparados) dando precisiones sobre la posible investigación a realizar y los pasos procesales pertinentes.
Además cada Congregación, Sociedad de Vida Apostólica o instituto religioso ha elaborado sus propios protocolos para prevenir posibles abusos. Ahora es el turno de nuestra Iglesia Diocesana buscando generar espacios de respeto y ámbitos seguros para todos. La Implementación de este Protocolo implicará el estudio, empeño de cada miembro de esta Iglesia desde el Arzobispo hasta cada uno de los fieles, son normas para cuidarnos entre todos y son necesarias para que no se produzcan más lamentables y dolorosas situaciones de abusos de menores y personas vulnerables. Este protocolo es fruto de un lento trabajo de estudio, escucha de las experiencias de otras diócesis y familias religiosas a la luz de lo que la Iglesia en la persona del Santo Padre nos pide. Una comisión ha elaborado este Protocolo con la intención de que sea una herramienta útil para la vida de la Iglesia en San Juan.

Presbítero Miguel Tejada

PROTOCOLO DE PROTECCIÓN DE NIÑOS, NIÑAS, ADOLESCENTES Y ADULTOS VULNERABLES. Texto completo

CONFERENCIA DE PRENSA DIA 16 DE SETIEMBRE DE 2020